Esta historia, narrada en la Nueva Inglaterra de 1987, se centra en Henry Wheeler, un chico de 13 años, quien lucha por ser el hombre de su casa y cuidar de su solitaria madre, mientras se enfrenta a los asuntos propios de la adolescencia. Juntos conocen a Frank Chambers, un hombre a la vez intimidante y necesitado de ayuda, que los convence de llevarlo a casa y quien resulta ser un convicto prófugo. Dichos eventos transformarán el resto de sus vidas.