Puedes ascender 170 metros para observar la ciudad desde el mirador de la Torre Colpatria. Desde allí, podrás ver una de las partes más antiguas de la ciudad:
el Centro. La recomendación es ir a la caída del sol, cuando las luces de Bogotá se han encendido, ya que el panorama se vuelve mágico y romántico, aunque en el día también puedes alquilar teleobjetivos y ver más detalles.