·         Bar minimalista de música swing y jazz con capacidad para 20 personas.

·         Está inspirado en el icónico American Bar de Viena, que tiene más de un siglo y es famoso por ser miniatura.

·         Tiene lámparas recicladas, las mesas son con luces incrustadas, las copas estilo vintage y para ojear revistas Playboy de 1969.

·         Cocteles recomendados: Douglas 63, con brandy y syrup de anís hecho en casa, o el Sad Concorde, a base de coñac.

/ /  /  /