Para muchos, el elemento más importante de una buena comida es el sabor, para otros los nutrientes y algunos se inclinan por la frescura. Pero Charles Miches, un cocinero e investigador colombiano y sus más recientes estudios en el Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Oxford, aseguran que uno de los aspectos más importantes para lograr el éxito de cualquier platillo radica en su presentación.

GO: Háblanos de los aspectos más importantes de tu investigación

Charles Michel: El aspecto más importante es que la estoy disfrutando, y la idea es ser feliz. Ver la cocina desde el punto de vista de la ciencia, y en particular de la ciencia sensorial y la psicología, me ha hecho entender que el impacto de lo que comemos en nuestro bienestar mental y físico es mucho más importante de lo que creemos.

GO: ¿Qué beneficios trae tu investigación para los colombianos?

C.M.: Creo que Colombia tiene el potencial de ser una cocina en el mundo. No solo por nuestras tradiciones, sino por el potencial que hay en nuestros ingredientes. Pienso en la plaza de Paloquemao, mi sitio favorito en Bogotá, y considero que si todos los lugares de comida la ofrecen de manera agradable a la vista, la comida sabrá mejor y además con buenos ingredientes, será saludable también.

GO: ¿Qué significa para ti la gastronomía?

C.M.: Gastronomía significa “estudio de los alimentos”. Estudiar, investigar, entender, cambiar, evolucionar. Para mi significa perpetua investigación, un motor de cambio cultural.

GO: ¿Qué le recomiendas a quienes están iniciando en este mundo?

C.M.: En esta y cualquier disciplina, encontrar su pasión y explorarla. Ser curioso, nunca conformarse con los conceptos pre-establecidos. Hablar menos y hacer más, equivocarse es la mejor forma de aprender. Equivocarse y disfrutarlo y hacerlo mejor cada vez.

GO: ¿Cuál es tu plato preferido?

C.M.: Mi ingrediente favorito es el hambre. Mi plato favorito es el que se pone en la mitad de la mesa y del cual se come con las manos. Me encanta la hoja de bijao y los platos hechos de materiales no procesados.