Amigas y cómplices, Daniela y Andrea se unieron para crear We Love Nails, el primer “nail bar” del país, donde convergen vanguardia, elegancia y feminidad, y donde las mujeres pueden divertirse, compartir un plato o una bebida mientras se embellecen.

GO: ¿Cuál es el estilo de We Love Nails?
DM: Cuando creamos We Love Nails, pensamos en generar un espacio para las mujeres. Esta es una casita de muñecas donde, desde que entras, encuentras montones de detalles pensados para nosotras. Aquí podemos pasar un rato agradable entre amigas mientras, además de todo, nos arreglamos las uñas o el pelo.

AN: La decoración del sitio refleja el estilo de ambas. Tenemos en común el gusto por lo rococó, lo recargado, lo de dama, pero todo esto con toque de modernidad y caracterizado por el color rosado.

GO: ¿Cuál es uno de los tesoros de este lugar?
AN: Una mesa dorada que era de la abuelita de Dani.

DM: De hecho, esa mesa caracteriza la entrada de We Love Nails.

GO: ¿Cuál es el estilo de ustedes, las mujeres detrás de la marca?
AN: A mí me gusta estar “elegantica”, las cosas delicadas, soy más conservadora. Dani es más loca, yo soy más tradicional. Me gustan las texturas, el terciopelo, materiales un poco recargados al estilo de We Love Nails.

DM: Nunca me ha importado lo que piensa la gente en relación a cómo me vestía. Igual me pasa con las uñas, yo me la pasaba con las uñas como una loca, de nueve colores y pepitas. De ahí nació We Love Nails, de ahí viene la idea. Yo tengo más un estilo funky, salido de lo tradicional.

GO: Entonces, ¿We Love Nails es el complemento perfecto de ustedes dos?
DM: Andrea y yo somos un complemento en absolutamente todo: lo que yo hago mal, Andrea lo hace perfecto y todo lo que Andrea no sabe hacer, yo lo sé hacer muy bien. EnWe Love Nails están reflejadas las dos personalidades.

GO: ¿Cuál es el plan recomendado en Bogotá?
AN: Nos gusta la rumba, ¡a Daniela más! (risas).

DM: No solo porque ir a pasarla rico siempre está bien, sino también por los contactos. Andrea y yo siempre estamos trabajando y uno conoce mucha gente cuando está de rumba. Hay que estar pendiente todo el tiempo de que está pasando alrededor. Entre semana, nos gusta salir a comer, pero uno de mis mejores planes, así amanezca enguayabada o tenga que trabajar, es salir a caminar con mi perra, para mi es una cosa loca, la amo. Y comprar, Andrea es adicta a las compras.

AN: Las compras son mi punto débil, no puedo entrar a un almacén porque tengo que salir con algo. Pero me sirve mucho para tomar las fotos de We Love Nails, para buscar inspiración en ropa, porque a la gente que nos sigue no solo le gusta ver las uñas, sino el cómo combinarlas.