Coreógrafa y directora de su propia compañía de danza contemporánea, esta brasileña lleva más de 20 años trabajando en la escena internacional. El pasado mes de septiembre estuvo en Bogotá presentando su espectáculo, Tatyana, en el Teatro Colón y GO aprovechó la oportunidad para conversar con ella.

 

Facebook: ciadeborahcolker / Twitter: @codeborahcolker / Instagram: @ciadeborahcolker

 

GO: Cuéntanos un poco de ti ¿Quién es Deborah Colker?

 

Deborah Colker: Antes de fundar la compañía hice muchas cosas importantes que me hicieron la persona que soy hoy en día. En la universidad estudié Psicología y durante muchos años también música; tocaba piano. También hice mucho deporte y todo ello ha contribuido para lograr mi sueño. Antes de centrarme en la danza trabajé en muchas áreas: teatro, cine, televisión, publicidad, showbusiness. Ahora tengo la compañía.

También trabajó con otras cosas, no muchas, pero cuando son interesantes o eventos grandes como el Cirque du Soleil, las Olimpiadas o el Carnaval de Río, lo hacemos.

 

GO: Cuéntanos un poco de ella ¿Cuántos bailarines la conforman actualmente? ¿Cuál es la próxima parada después de Bogotá?

 

D.C.: No somos muchos, somos 17 bailarines. Iremos a Bangkok, Seúl, Yokohama y Cannes.

 

GO: Cuéntanos un poco sobre colaboración que hicieron con Cirque du Soleil en 2009. Sabemos que realizaste la coreografía del espectáculo Ovo.

 

D.C.: Con la dirección de ese espectáculo logré hacer un trabajo muy grande, con mucha gente en escena. Una planta de ocho músicos, 53 artistas, acróbatas, actores, personas en movimiento. Este espectáculo hoy en día recorre el mundo con presentaciones. Trata sobre una familia de insectos y habla un poco de la naturaleza y la biodiversidad; a veces insectos muy pequeños nos molestan un poco, pero son muy importantes para el ciclo de la vida. Los acróbatas se parecen un poco a estos porque tienen la capacidad de hacer cosas increíbles con su cuerpo.

GO: A propósito del prestigio internacional de la compañía ¿Cuál ha sido ese escenario más representativo en el que se han presentado? ¿Algún recuerdo que tengas de ese lugar?

 

D.C.: Nosotros amamos bailar y disfrutamos de  nuestro público, entonces cualquier escenario es maravilloso para nosotros. Estar en Colombia, Londres, Tokio o en Río de Janeiro, que es nuestra ciudad, tiene la misma importancia para nosotros.

Evidentemente tenemos recuerdos especiales: cuando ganamos el  Laurence Olivier Award, fue algo grandioso para nosotros, un reconocimiento muy importante. Sin embargo, mi mayor interés es sorprender al público.

También recuerdo un  momento en que estábamos en Washington, entonces el Washington Post dedicó toda su primera página a la Compañía de Danza Deborah Colker porque estábamos en la ciudad con tres espectáculos diferentes y todas las entradas estaban agotadas. Incluso estas presentaciones fueron una coincidencia; nunca tratamos de que pasaran al mismo tiempo.

GO: El mes pasado trajeron a Bogotá la pieza Tatyana ¿Qué diferencia este espectáculo con los que han hecho anteriormente?

D.C.: Tatyana lo presentamos en 2011. Fue el primer montaje que realizamos que cuenta una historia de un personaje, y fue la primera vez que adaptamos un libro, pero más que todo  es que los personajes, el libreto, la música, los movimientos, todo está relacionado con una historia. No tiene narrativa, pero posee la dramaturgia. Es una experiencia muy importante para una compañía de danza contemporánea, fue un cambio radical. Nadie podía creer que yo presentara una historia con personajes. Con Tatyana abrimos un nuevo camino.

GO: Con esta pieza tu cuarta vez de visita por Bogotá. ¿Cuál es tu percepción sobre nuestra ciudad? ¿Qué sitios has conocido?

D.C.: Me gusta mucho, las personas, los colores, la música. La ciudad en bellísima. Fuimos a la Catedral de Sal, linda, increíble. También al Museo del Oro. Nos hemos presentado en el Teatro Mayor y en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán dos veces. Me impacto la Cinemateca con una colección de filmes increíbles con títulos de todo el mundo. Me encanta llevar nuestro trabajo a Colombia.