Este restaurante de comida libanesa, que tiene su origen en Barranquilla, abre sus puertas en Bogotá para aquellos costeños que extrañaban sus sabores y los habitantes de la capital que buscan explorar otras culturas. Su carta cuenta con ingredientes traídos directamente del Líbano y ofrece, además, excelencia en el servicio y un ambiente diferente con una decoración moderna y variada, que pone a tu disposición un salón interno y dos terrazas.