Con una decoración sacada de un cuento de hadas europeo, El Coq es una buena opción para los amantes de la buena rumba y el cine, que entrelaza los clásicos y lo nuevo de la música indie y el electro rock en una mezcla ideal para disfrutar de la noche. “El gallo”, traducido del francés, es una buena propuesta para disfrutar de un buen lugar, en una buena ubicación y con calidad.