• Rodeado de vegetación y espejos de agua, es el único restaurante a manteles de la zona, a las afueras de Bogotá.

  • El menú está diseñada bajo la influencia de la comida rústica con sabores de la cocina mediterránea.  Casi todos los platos están preparados con jengibre, azafrán y especias, buscando que el paladar tenga varias emociones.

  • La Cava, un espacio privado para reuniones pequeñas, cuenta con más de 150 opciones de vino disponible.

  • El descuento es válido en toda la carta y en licores.