EL
SABOR
EN LOS
DETALLES

LOS ORÍGENES DE NUESTRO CAFÉ

El sabor de un país entero como Colombia solo puede definirse como el Sabor de la Diversidad. Los bosques en las alturas, las tierras volcánicas, los ríos y mares aportan sus características para dar paso a sutiles notas de sabor que se sienten en el paladar y nos invitan a descubrir Colombia por sus diferentes orígenes de café.

CAFÉ EN 3 LATITUDES

Encontrar la diferencia entre un café de Huila y uno de Santander puede ser una prueba para verdaderos coffee lovers, pero puedes dar tus primeros pasos conociendo las tres grandes zonas cafeteras de Colombia.

ZONA NORTE

Las temperaturas altas que cubren los inmensos bosques entre las montañas permiten cultivar un café único, diferenciado por su acidez baja y cuerpo alto, como consecuencia del sol que calienta los suelos de este magnífico lugar.

ZONA CENTRO

Una región ideal si de cultivos hablamos, pues sus condiciones geográficas hacen de su tierra una de las mejores para los sembrados. Aquí crece un café que en pocas palabras se resume como el balance perfecto, con una acidez media y un cuerpo medio, el cual se desarrolla a lo largo de terrenos fértiles gracias a la actividad volcánica de su alrededor y la lluvia constante durante todo el año.

ZONA SUR

Para los paladares con gustos más suaves, existe un café perfecto con esta característica, una acidez dulce y un cuerpo bajo que se desarrolla en las bajas temperaturas de las altas montañas, donde se maduran lentamente los azúcares que le dan ese toque especial a esta región del sur.
Escoge tu origen predilecto y atrévete a explorar la gran diversidad de tazas que nuestra tierra tiene para ti. Sea un café de la Sierra Nevada, del Huila o de las altas montañas Nariñenses; los cafés de origen de Colombia siempre te sorprenderán con una historia de pasión y compromiso en cada taza.

LA VUELTA A COLOMBIA A TRAVÉS DE SUS NOTAS DE CAFÉ

Colombia es el segundo país con mayor biodiversidad del planeta y eso hay que aprovecharlo. Quien se aventure a recorrer y a explorar sus paisajes, debe saber que, por cada carretera o kilómetro recorrido, podrá disfrutar un clima, una geografía y una cultura totalmente diferentes.

Pero no es todo en lo que somos diversos. Colombia es una palabra que su gente pronuncia con diferentes acentos y ve de diferentes colores, entre el verde de sus montañas y el azul de sus océanos. Esta tierra, que ofrece el mejor café del mundo, no puede definir toda su riqueza en una sola taza y esa es la razón por la que Juan Valdez te presenta, a ti y al mundo, nueve formas de conocer al país a través de sus notas de café.

SIERRA NEVADA

Un café servido por la madre tierra
Este café es cultivado en una pirámide natural y por manos indígenas. Es el más fuerte de Colombia. El café de origen Sierra Nevada es un cultivo que toma la fuerza del mar y las montañas y la esencia de la cultura ancestral que la cuida.

Este café trae consigo la mística de las comunidades que lo hacen posible y crece gracias a las condiciones climáticas que allí se presentan, pues esta región es única en el mundo.
do en lo que somos diversos. Colombia es una palabra que su gente pronuncia con diferentes acentos y ve de diferentes colores, entre el verde de sus montañas y el azul de sus océanos. Esta tierra, que ofrece el mejor café del mundo, no puede definir toda su riqueza en una sola taza y esa es la razón por la que Juan Valdez te presenta, a ti y al mundo, nueve formas de conocer al país a través de sus notas de café.

SANTANDER

Un café con carácter
Las sombras de los bosques nativos cuidan la cosecha de este café de las altas temperaturas santandereanas. Lo acompañan unas inconfundibles notas herbales y lo hacen posible las manos de caficultores trabajadores, espontáneas y fuertes. El café de origen Santander expresa el carácter de la tierra donde nació a través de su sabor y aroma.

ANTIOQUIA

Un café con sabor a tradición
La cultura paisa, desde hace más de 180 años, ha puesto alma, vida y corazón a la tradición cafetera del país, de ahí que el café producido en esta tierra, al contacto con la boca, se convierta en calidez y dulzura, pues la dedicación y pujanza con la que está hecho lo hace balanceadamente especial.

El café de origen Antioquia es uno de los que acompaña las mañanas de muchos colombianos, pues después de Huila, es Antioquia el segundo departamento con mayor producción del país.

PAISAJE CULTURAL CAFETERO

Un café con sello propio
Un café fuerte y orgulloso de crecer en un territorio considerado Patrimonio de la Humanidad, así es el café que nace en la zona cafetera, la cual convocó la amabilidad, el amor y el espíritu trabajador que caracteriza a las culturas provenientes de Caldas, Quindío, Risaralda y Valle del Cauca.
Es un café que rinde homenaje al origen y tradición cafetera y le sonríe con sus notas frutales a quienes lo toman.

TOLIMA

Un café insignia de la cultura colombiana
Musicalmente suave, así es el café que tiene el privilegio de crecer en medio de bosques de niebla y en uno de los territorios colombianos que cuenta con todos los pisos térmicos, lo que favorece su sabor y encanto. Se trata del Café de Origen Tolima, una joya cuya magia aún no se termina de descubrir.

Quienes lo han tomado quisieran repetir la experiencia; quienes lo hacen lo describen como auténtico y especial; y quienes no lo conocen, se están perdiendo de una experiencia de otro mundo pues este café es considerado uno de los mejores del país, en parte gracias a sus particulares notas a frambuesa.

Dejarse cautivar por el sabor de este café no es difícil pues cada sorbo está marcado por las manos nariñenses que lo cultivan.

VALLE

Un café fuertemente encantador
En medio de corredores ecológicos y de manera sostenible, en el Valle del Cauca crecen cafetales fuertes, característica que identifica el sabor de su café. La cosecha que nace en estas tierras lleva consigo la alegría de su gente y la dulzura de la caña de azúcar que también se cultiva en este suelo salsero.

Hombres y mujeres fuertes están detrás de un café cuyo aroma te va a conquistar apenas lo percibas.

HUILA

Un café balanceado
En esta tierra donde las piedras sonríen en medio de dos cordilleras no solo nace río Magdalena sino también el café más dulce de Colombia: el café de Origen Huila. Una cosecha que crece en medio de la tranquilidad que caracteriza su gente, de ahí su sello: las notas balanceadas.

Un sorbo de este café te contagiará de esa serenidad huilense con la que fue hecho. Se te impregnan intensamente los sentidos, te llenas de magia mientras te dejas seducir por uno de los cafés más especiales del país.

CAUCA

Un café volcánicamente delicioso
Entre montañas y volcanes crece uno de los cafés más suaves del país: el café de origen Cauca. Creado por manos afrodescendientes, indígenas y colonos que se dedican al cuidado de cosechas llenas de multiculturalidad e historia.
Tiene un aroma pronunciado y un sabor especial y al crecer en cultivos pequeños es cuidado de manera casi artesanal, por lo que es todo un privilegio poder tomarlo.

NARIÑO

Un café de altura
Suave y dulce como los corazones de quienes lo cultivan, así es el café de origen Nariño, una cosecha que es posible gracias al cuidado de sus caficultores y al milagro natural que allí ocurre, pues a pesar de crecer a unos 2.300 metros sobre el nivel del mar, el sol lo alcanza a tocar, casi de manera heroica, para dejar en el aire una capa protectora que cuida de los granos de café en las noches, arropándolos del frío que caracteriza a esta región.