• La obra del artista cartagenero Oswaldo Maciá instalada en el espacio público está creada con una serie de cinco cubos y cinco conos que sirven como megáfonos a una amplia selección de cantos de aves alrededor del mundo.
  • Son casi 1.900 sonidos que rompen con el ruido propio del centro de la ciudad.
  • Una escultura que demuestra que el arte va más allá del sentido de la vista y del tacto.

Escenario en construcción, Cl. 19 con K. 3. / Cada 59 minutos y desde 7:00 a.m a 7:00p.m puedes escuchar las aves.