La compañía de teatro suiza Mummenschanz llega a Colombia en el marco de la celebración de sus 43 años de trayectoria. Su fundadora y directora, le contó a GO en qué consiste el espectáculo.

 Facebook: mummenschanz  / mummenschanz.com

 

GO: Cuéntanos un poco de Mummenschanz

Floriana Frassetto: Mummenschanz es búsqueda del equilibrio. Hacemos cosas que se transmutan con la reacción del público; y nuestro público es magnífico, va de 6 a 106 años. Nuestros espectáculos son muy interactivos y cada espectador puede imaginarse lo que prefiera en ese momento. Las historias que presentamos son muy sencillas, son del día a día. También trabajamos con materiales que normalmente echamos a la basura.

GO: ¿Qué los caracteriza y/o diferencia? ¿Qué los hace especiales?

F.F.: Contamos la problemática del ser, las dificultades de la comunicación y los malos entendidos, pero de una manera poética y chistosa. Contamos pequeñas historias emocionales, con las cuales todo el mundo puede identificarse, desde Corea del Sur, hasta China y América Latina. Es fantástico ver como ese niño que tenemos dentro se despierta, y cuando despierta es el mismo en cualquier parte del mundo.

GO: ¿Quién es Floriana Frassetto? Cuéntanos un poco de ti.

F.F.: Bueno; vivo para mi trabajo. Tengo una casa con espacios en los que puedo trabajar, si no puedo dormir, entonces bajo y me pongo a trabajar en la máquina de coser; me gusta mucho esa actividad, me relaja. Nuestro trabajo en Mummenschanz lo tenemos que realizar nosotros, no podemos decirle a nadie que nos haga las máscaras de plástico, por ejemplo. Cuando tenemos la idea, la tenemos que realizar.

GO: ¿Cómo es ese proceso de creación?

F.F.: Tenemos que buscar los materiales, igualmente yo tengo muchos de ellos aquí. Cuando tengo un sueño o una idea, hablo con amiga que me viene ayudar, o con todos mis colegas que me colaboran con mil y dos mil detalles (risas), porque esto es un trabajo de detalles, debe ser muy preciso.

GO: Háblanos del espectáculo Los músicos del silencio, la pieza que traen a Colombia.

F.F.: Es un compendio de los mejores espectáculos para celebrar nuestros 43 años. Comprende tres partes: desde los años 70 hasta los años 90, que incluye La máscara de plastilina, El tubo amarillo, La boca verde; esta etapa es todo lo que son máscaras faciales. Luego viene de los años 90 hasta el 2005, período en el cual hemos hecho máscaras más grandes.  Finalmente,  viene la fase de los años de este siglo, en el cuál hemos intentado otras versiones, un poco de marionetas, como es el caso de la hoja blanca que vuela.

GO: Son 40 años de trayectoria; y esta pieza que presentan reúne sus mejores espectáculos ¿Cómo fue el proceso para seleccionar los shows?

F.F.: Es difícil porque me gustan todos (risas). Los que fueron seleccionados son distintos el uno del otro, esto con el fin de no ser repetitivo. Es una buena variación de distintos objetos.

GO: La compañía estuvo tres años en Broadway. ¿Cómo fue esa experiencia?

F.F.: Fue una experiencia extraordinaria, porque nunca pensamos quedarnos más de cuatro semanas porque esas primeras cuatro fueron prácticamente vacías, no había público. Estuvimos escribiendo a nuestros conocidos y medios en Europa, diciendo “estamos aquí en Broadway y se pasa muy bien” (risas). Invitamos al portero, al mecánico, al amigo del amigo, al amigo de la prima. Hicimos esto para tener más público. Eso es típico de la industria americana, no es todo de golpe sino de voz a voz. La gente entonces comenzó hablar del espectáculo porque era diferente y así nos mantuvimos en cartelera esos años.

GO: Ya conoces Colombia, pero ¿cuáles son las expectativas que tienen esta vez? ¿Cómo recuerdas el público?

F.F. Recuerdo que es un público muy intelectual, muy sencillo. No es mimado. Si bien ha crecido mucho, ha mantenido esa espontaneidad, frescura e inocencia que es importante para nuestro trabajo. De Colombia, pienso que es un país magnifico; me enfado cada vez que la gente lo asocia a solo con la droga. Estoy muy feliz de volver a Medellín, porque es la capital de la poesía del mundo y Bogotá es una ciudad espectacular que tiene mucho arte. Estoy muy curiosa de ver cómo el público va reaccionar con estas funciones. Me da pesar no poder ir a otras ciudades, pero lamentablemente no fue posible.

GO: ¿Qué planes que tienen pensado hacer en Bogotá?

F.F.: Pues no tenemos mucho tiempo para conocer algunos museos u otros sitios. La visita es por trabajo.

GO: Una invitación a nuestros lectores para que asistan del show.

F.F.: Invito a todos los espectadores entre 6 y 106 años a pasar hora y media en un mundo de intimidad, de juego, comedia, poesía, creatividad. Con Mummenschanz todos son libres para que individualmente puedan crear a su propia manera.