• Tratamiento estético que permite quemar calorías sin esfuerzo y desintoxicar el cuerpo.
  • El paciente se acuesta en una máquina ovalada que parece una burbuja, dejando su cabeza fuera.
  • Debido al aumento progresivo de la temperatura, el cuerpo reactiva el metabolismo provocando la sudoración.
  • Una sesión de 30 minutos puede quemar entre 800 y 1000 calorías.
  • Se recomienda complementar con un plan de alimentación.