Es un lugar de encuentro para hombres que quieren jugar el rol de gladiadores, librando batallas épicas en las que al final todos salen victoriosos. Las actividades varían durante la semana: de lunes a viernes, todos los asistentes están en bóxer, los sábados y domingos los desnudos predominan y, el último sábado del mes, está dedicado a los jóvenes. Servicios de striptease y nudismo, además de cabinas, son puestos a disposición de la comunidad gay.