Llega a Colombia el primer spa y templo de relajación tailandés, que pone a tu disposición todos los elementos de esta cultura mística y fascinante. Cuenta con un personal de masajistas nacidas en ese país asiático y educadas en Wat Po, la mejor escuela de masajes de la técnica milenaria. Además, trae aceites aromáticos y calientes que te dejan relajado y tranquilo de las manos a los pies, todo en un mismo lugar.