Luis Dario, quien entre risas le cuenta a GO que de profesión es abogado pero que por un error de adolecente y por pasión y amor se dedicó a la literatura, ocupa su vida a escribir para niños, jóvenes y docentes. A través de él, los bogotanos pueden descubrir la importancia de leer a diario y apasionarse por este fascinante mundo.

GO: ¿Cómo fue tu inicio en la literatura?

Luis Darío: Cometí mi primer poema a los 8 años, pues soy químicamente feo, pero químicamente enamorado, y se lo dediqué a mi vecina de enfrente de 7 años, Yolanda. Luego gané un premio con un poema a la Virgen en el colegio Instituto de la Salle, donde estudié desde tercero de primaria hasta bachillerato. A los 20 años escribí y publiqué un poemario llamado Vida, Sueño y Agonía en la editorial Papá. Finalmente comencé a escribir cuentos y a ganar premios literarios en universidades y periódicos.

GO: ¿Qué significa para ti ser escritor?

L.D.: Ser escritor para mí es ejercer un oficio que me da felicidad, delicioso, interesante y ameno pues nosotros le ayudamos al señor que inventó todo los que nos rodea a llenarlo de cosas nuevas. Pero además es un gran compromiso con la verdad, con la historia y con el pensamiento, sobretodo cuando escribo para niños y jóvenes.

GO: ¿Por qué es importante fomentar el gusto por la literatura en nuestros niños?

L.D.: José Martí decía, “sin cultura no seremos libres” y yo añado, sin “lectura no seremos cultos”. O sea, que la única manera de ser realmente libres, así estemos encarcelados físicamente, es cuando tenemos el cerebro libre.

GO: Háblanos de tu más reciente publicación

L.D.: Dos Mujeres, 10 Historias es una narración en tres elementos lingüísticos, venezolanos, colombianos y ecuatorianos, que cuenta la historia de una joven pintora venezolana que entra en una gran depresión por un hecho muy grave que le sucede y viene a donde su prima, escritora colombiana, quien le hace llevadera su situación emocional. Es de la Editorial Panamericana.

GO: ¿Qué libro recomiendas?

L.D.: A los jóvenes colombianos afectos al deporte, especialmente al fútbol, les recomiendo “Todo Bien, Todo Bien” y a los adultos, “Dos Mujeres, 10 Historias”.

GO: ¿Qué proyectos tienes actualmente con la literatura?

L.D.: Tengo varios proyectos. Primero, llevar a cine mi novela Catalino Bocachica en homenaje a los 35 años de haber obtenido el premio Internacional de Novela para Niños. Segundo, escribir una novela sobre la doble personalidad de Cartagena de Indias: la ciudad maravillosa amurallada y light y la ciudad terrible, miserabilizada y violenta. Tercero, escribir un libro en poesía o narrativa en defensa de los animales en extinción en América Latina.

GO: ¿Qué opinas de Go, guía del ocio?

L.D.: El ocio me fascina, odio trabajar. Suena chévere como alternativa para buscar planes en Bogotá.