45 universidades y cerca de 200 empresas se unen al servicio de esta aplicación, cuyo objetivo es mejorar la movilidad, ahorrar tiempo y tener un transporte confiable. El usuario se registra con su correo institucional, bien sea de su universidad o trabajo. Hay dos perfiles: conductor, quien gana un dinero, o pasajero, quien paga por una ruta establecida. Esta iniciativa se propone descongestionar el transporte público y reducir el número de automóviles que transportan a una sola persona.