·         Un nuevo bar adecuado en una casa familiar antigua en la que conservaron  aspectos característicos como pinturas, figuras de animales y baños.

·         Es ambientado con música electrónica tipo chill out como fondo a las conversaciones.

·         Recomendado: cocteles como El Villano, El Maestro y El Cobbler salvaje.