• Ofrece platos tradicionales de la comida árabe con toques contemporáneos.

  • La chef Elisa Rueda es quien diseñó la carta y está frente a la cocina.

  • La decoración se caracteriza por mosaicos arabescos y luces tenues.

  • Imperdible: Cordero al aroma de clavo y leche de cardamomo.