Oliver Bakery ofrece un menú principalmente francés, pensado para un brunch, un almuerzo relajado o una cena casual; también puedes disfrutar de hamburguesas y sándwiches, con papas rústicas y cebolla grillé, esta es su especialidad. Pretenden consentir tu paladar con platos ricos y diferentes como croissant con mantequilla de maní, pan twist de cacao y chocolate chips para un frappuccino. Algo que no te puedes perder son sus exóticas sopas y ensaladas.