Si buscas un lugar ideal para desayunar, almorzar o degustar delicatesen, puedes ir a Piccola Venezia y probar sus platos típicos, como el pabellón criollo, el asado negro o, durante los fines de semana, el desayuno criollo. Además de sabores tradicionales venezolanos y un ambiente ameno, puedes sentirte en casa con la amable atención que te brindan. Conoce un poco de la cultura de Venezuela mientras consientes tu paladar.