Uno de los cineastas colombianos más reconocidos y queridos, quien acaba de ganar el premio India Catalina a Mejor Director de Novela por Doctor Mata, nos cuenta detalles de su nueva peícula Todos se van.

 

 

GO: ¿Qué ha cambiado artísticamente en Sergio desde la realización de películas como La estrategia del caracol?

Sergio Cabrera: Gracias a cambios en la infraestructura y en la tecnología ahora se puede filmar más rápido que antes. Claramente eso es un beneficio para la parte de producción, pero es un desafío para el director porque todo es más inmediato. Antes tenías que ser más riguroso y había más mística porque no sabías como había quedado la escena hasta revelar el magazín y hoy en día puedes solamente rebobinar y mirar el resultado.

Sin embargo no ha afectado mi modo de ver el cine ni la esencia de este arte que consiste en contar una historia llamativa y sincera.

GO: ¿En qué estabas trabajando desde el 2004 que no habías hecho cine?

S.C.: Me fui a España por unas amenazas que recibí y me dediqué a hacer televisión en ese país, rodando documentales y series, pero siempre deseando realizar cine que es mi pasión.

GO: ¿Cuál es la diferencia de dirigir una película a escribir y dirigir novelas como Dr. Mata o La Pola?

S.C: No se pueden comparar. La televisión se basa en un lenguaje mucho más comercial y busca generar ganancias para un conglomerado de la industria. Por su parte cuando hago cine nadie interfiere en el desarrollo ni en el control creativo y es un proceso mucho más independiente.

Igualmente las audiencias son totalmente distintas. En cine puedes salir con una escena en negro por dos minutos como parte de la estética de la cinta. Si haces eso en televisión, te despiden (risas).

GO: Todos se van. Cuéntanos sobre la realización,

S.C.: Todos se van está basada en el libro homónimo de Wendy Guerra. Recuerdo que estaba enamorado de ese libro y hace unos años en un cumpleaños mi esposa me sorprendió con los derechos cinematográficos de la obra como regalo. Ahí empecé a escribir el guion y a preparar lo que sería la cinta. Tuvimos la fortuna de trabajar junto a un gran elenco de actores latinoamericanos como a Angie Cepeda y a Salvador del Solar.

GO: ¿Cuál ha sido tu película más significativa?

S.C.: Cada una tiene sus enseñanzas y vivencias pero creo que La estrategia del caracol resume mi propia vida porque tiene un toque autobiográfico.

En Todos se van también exploro una faceta de ternura de mi niñez, por lo que también me genera un sentimiento especial.

Por su parte Perder es cuestión de método aborda una época política de mi vida en la que quería hablar sobre corrupción política y deshonestidad.

GO: Según tu perspectiva ¿Cuál ha sido la evolución del cine colombiano? ¿Estamos para competir en Latinoamérica?

S.C.: Veo un cine colombiano muy sano y lleno de vitalidad. Admiro los directores y sé que en algún momento podremos lanzar grandes éxitos tanto en taquilla como para la crítica. Obviamente países como Argentina y México tienen una tradición cinematográfica más arraigada pero siento que tarde que temprano lo lograremos.

GO: ¿Tu película favorita?

S.C.: Ciudadano Kane de Orson Welles

GO: ¿Cuál es tu plan recomendado para quien visita Bogotá?

S.C.: Caminar por toda la Carrera 7 desde la 26 hasta la Plaza de Bolívar y disfrutar del paisaje urbano y la arquitectura.

 

Todos se van (2015)

Perder es cuestión de método (2004)

Ciudadano Escobar (2002)

Golpe de estadio (1998)

Ilona llega con la lluvia (1996)

Águilas no cazan moscas (1995)

La estrategia del caracol (1992)

Técnicas de duelo: una cuestión de honor (1989)

Elementos para una acuarela (1987)