Desde hace aproximadamente 3 años, Bogotá se ha convertido en un escenario propicio para practicar un deporte que inicia en los circos y en el cual se involucra mente y cuerpo. Los acróbatas que practican este deporte parecen estar suspendidos en el aire, mientras se desplazan en una cuerda floja, una delgada cuerda de naylon. Para practicar este deporte, la principal cualidad que debes tener es aprender a dominar el equilibrio.