La pasión de Juan Manuel Ramírez es dibujar, y en el 2008 decidió retratar todo lo que le llamara la atención del Museo del Oro. Ahora esos dibujos están colgados en una exposición temporal en el mismo lugar de donde salieron. Según el artista, tuvo que estudiar profundamente los objetos y fue un reto conseguir similitudes en los brillos, negros y profundos, además de manejar adecuadamente la escala de grises para hacer la representación del oro.