Lograr uso de la luz natural a su antojo, para crear imágenes con colores, texturas y sombras únicas, es una particularidad que ha caracterizado todos los trabajos de Ramón Giovanni, un artista que deja en sus composiciones el idioma de la vida cotidiana, grandes ventanas, puertas y vidrios, que le permiten desubicar al espectador, además de los retratos que hace de personas sumidas en su mundo interior. Todo, reflejando lo sencillo.