. Cafetería para visitar en esos días fríos de Bogotá en donde el mejor antojo es tomar un chocolate caliente acompañado de pan recién horneado.

.  Su dueña, una antropóloga bogotana que se la pasa inventando cartas de chocolates y trufas rellenas de pimienta, semillas y frutas.

. Hay que ir con el tiempo suficiente para disfrutar una taza de chocolate que es hervida tres veces como lo indica la tradición.

. Déjate sorprender con los bombones de coriandro (semillas del cilantro), de sal marina, pimienta rosada y mango pimienta, entre otros. Pide la crema de arequipe,  el volcán de chocolate o el de sabor a jengibre.