. Las historias y anécdotas se dan cita en el Chorro de Quevedo en el barrio La Candelaria.

. Cuenteros provenientes de diferentes sectores de la ciudad, tejen historias para cautivar a los asistentes.

. Este espacio es una buena oportunidad para alejarte de la rutina y dejarte contagiar con la risa y creatividad de estos profesionales de la palabra.