Al caer una lluvia impetuosa y ver la Avenida 26 completamente sola, Cronos se levanta, camina sobre la entrada, resbala por las volutas y comienza su trayecto por el Cementerio Central. Se detiene frente a La Piedad; lanza su hoz contra el piso e invoca la resurrección de los muertos. Caen sobre la piedad rayos, y entre la neblina restante comienzan a emerger de los sepulcros los espíritus invocados. Comienza a recorrer entre la neblina gritando ¡Ha llegado la hora! Los truenos caen y se escucha el temblor de las tumbas.

José Asunción Silva, (emergiendo y desperezándose): -Siempre pensé que la muerte era para el descanso eterno. De haber sabido que me despertarían para aburridas tertulias y traslados no me disparo en el corazón.
Rafael Pombo: -Mira que no va todo el mundo, solo escritores y gente importante de la historia colombiana.
JA (torciendo los ojos): -Jajajaja. Gente importante, dices. El clasismo lo dejé en la casa 93 de la calle 12.
RP: -No hay tiempo para recuerdos tristes. Te voy a contar. La verdad es que a la dichosa tertulia va una destacada dama de distinguida alcurnia.
JA: -¿Y cuál es su nombre?
RP: -Soledad Acosta.
JA: -No la había escuchado. ¿Es de otra época? ¿Por qué está acá?
Creo que la frase de El Cuervo te cae como guante en mano- declama: – dile a esta alma abrumada de penas si en el remoto Edén tendrá en sus brazos a una santa doncella llamada por los ángeles Soledad.

RP: -Lo que pasa es que ella siempre estuvo en otras ciudades viajando, nunca pudo reunirse en nuestra aristocracia. Levite a la derecha, por favor. Es usted muy ingenioso, señor Asunción.
La lluvia poco a poco suaviza su ritmo y comienza a emerger del suelo una niebla grisácea ocultando la levitación de los espíritus hacia la capilla.
RP: -Mira disimuladamente a tu derecha.
JA (Gira y luego murmura): -Pero si es Soledad Acosta de Samper, esposa de José María Samper.
RP: -¿Pero es hasta que la muerte los separe no?
JA: -Pues no sé. No recuerdo muy bien. Alguna vez leí en la prensa que se habían casado y ella gozaba de buena reputación.
RP: -Que vas a saber tú, te mataste muy pronto.
JA: -La verdad Carlos me contó un chisme.
RP: -¿Carlos Arturo?
JA: -Sí. El mismo. Estuvimos discutiendo un poco sobre algunas personas y me contó sobre la existencia de unos diarios íntimos donde narraban su historia de amor.

RP: -Pero la muerte quizás les haya separado. De pronto no quede nada y las cenizas sean barridas.
JA: –Quizás. No sabrás si no te atreves a hablar con ella.
Pombo se alisó el chaleco se acomodó la corbata y, como si pudiera tener el corazón en la boca, se acercó a saludar a Soledad:
RP: -Buenas noches, he venido a decirle que me parece usted una dama muy admirable, me gustaría pasar una eternidad a su lado, o al menos, la velada. Declamaré unas palabras a vuestro honor.

¡Que dulce sabe el amor
tras el dolor de la ausencia
cuando hay fiel correspondencia
entre amada y amador!

Soledad: -Déjeme decirle que es usted una persona muy directa. Me resulta sorpresivo y un poco atrevido. Pero la verdad es que estoy más interesada en su amigo, José Asunción.
Pombo no puede esconder su expresión de asombro y gira a ver a José Asunción. En ese momento se escucha el golpe de una hoz contra el suelo y todas las almas son succionadas por una misteriosa fuerza que les lleva a su tumba.

Por Viviana García Nieto

El Cementerio Central es uno de los más icónicos de nuestro país, alberga los restos de más de un centenar de personajes importantes para Colombia. Se encuentra ubicado en el costado sur de la avenida El Dorado entre las carreras 20 y 21. Usualmente los lunes se pueden realizar recorridos u observar los homenajes e intercambios de creyentes con los monumentos, en busca de un favor.
Cementerio Central, Cra. 20 # 24-80/ 7449775 / Todos los días 8:00 a.m. 5:00 p.m. / GRATIS

pASO 1

Descarga GRATIS la app AudioLector desde App Store o Google Play 

PASO 2

Regístrate y acepta términos y condiciones

PASO 3

Identifica los códigos de nuestros especiales

PASO 4

Escanea desde los especiales en nuestro portal o en la Guía impresa

PASO 5

Disfruta de nuestros contenidos

Escanéa este código QR y escucha el contenido de este especial